Las autoridades indonesias extendieron la detención de un clérigo musulmán sospechoso de participar en actividades terroristas.

La policía indicó que Abu Bakar Bashir permanecerá detenido hasta el 31 de diciembre. Un portavoz policial no dijo por qué las autoridades solicitaron la extensión.

Bashir está detenido en conexión a una serie de atentados a iglesias cometidos en el 2000 y un complot para asesinar a la presidenta Megawati Sukarnoputri.

Bashir es el presunto líder espiritual de Jemaah Islamiyah, un grupo extremista regional que se sospecha está involucrado en los mortales atentados registrados en Bali, en octubre.