El Banco Interamericano de Desarrollo anunció hoy la aprobación de un préstamo blando por 30 millones de dólares para la segunda etapa de un programa de modernización de la administración de justicia en Honduras.

La nueva operación contribuirá a consolidar la independencia judicial y el proceso de modernización administrativa que ha apoyado el BID junto a otras instituciones que cooperan con Honduras. En 1996 el BID aprobó un préstamo de 8,7 millones de dólares para ayudar a financiar la reforma judicia hondureña.

El programa busca fortalecer el estado de derecho a través de reformas institucionales y legales en el sistema de justicia, así como mejorar los servicios prestados a los ciudadanos y aumentar la participación de la sociedad en el proceso legal, según indica un comunicado del BID.