El combatido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dice que su país, rico en petróleo, comenzará a importar combustible para enfrentar la escasez. Detalles con María de los Angeles Franco.

El mandatario venezolano hizo el anuncio el domingo durante el cabildo abierto semanal, en la televisión estatal.

Chávez respaldó sus palabras con acciones. A primeras horas del domingo, tropas leales al presidente tomaron control de una buque cisterna que había estadon fondeado desde que su tripulación se unió a la huelga. Líderes de la oposición calificaron la medida como ilegal, mientras manifestantes en pequeñas embarcaciones rodeaban el buque en señal de protesta.

En todo Venezuela, las estaciones de servicio han agotado su existencia de combustible en días recientes, aumentando las aflicciones provocadas por el cierre de bancos y muchos negocios.

La sola idea de importar petróleo dejó estupefactos a muchos venezolanos. El residente de Caracas Eduardo Losada dijo que para Venezuela, el quinto exportador de crudo del mundo, importar combustible es como para Estados Unidos importar comida de McDonald’s.

El sábado, cientos de miles de oponentes a Chávez tomaron las calles de Caracas para exigier la renuncia del presidente, a quien acusan de abusos e ineptitud. El domingo, el mandatario no pareció perturbado por la manifestación, indicando que no tiene intención de dimitir.

Entre tanto, una medida de fuerza destinada a frenar la circulación de tránsito, llamada el trancazo, se inició esta mañana en la capital venezolana.