La policía francesa anunció el arresto de tres extremistas islámicos bajo sospecha de preparar un ataque químico. Las autoridades arrestaron a los sospechosos ayer, en el norte de París. Al momento de su detención, la policía encontró materiales químicos no identificados en el partamento donde residen los detenidos. Expertos analizan los materiales confiscados para determinar su naturaleza química.

Una televisora francesa informó que los químicos podrían haber sido utilizados para contaminar el suministro de agua de la ciudad.

Por otra parte, la policía arrestó a cinco personas en la ciudad sureña de Niza, y confiscó un arsenal y mapa del sistema de desague de la ciudad. Aún no se ha clarificado si los sospechosos planeaban utilizar el arsenal en un ataque terrorista.