La policía británica anunció el cuarto arresto esta semana en Machester como parte de una investigación antiterrorista internacional.

Según las autoridades, un argelino de 32 años que se entregó este miércoles a la policía, no está directamente vinculado al descubrimiento de vestigios del mortal veneno “ricina” encontrado en un apartamento de Londres la semana pasada.

Sin embargo, la policía habia estado buscando activamente al sospechoso que ha sido trasladado a las unidad policiales antiterroristas de Londres.

El más reciente arresto ocurre un día después que un agente de policía fue muerto a cuchilladas y otros tres heridos, este martes, cuando allanaban un apartamento en un operación antiterrorista.