El secretario de Estado norteamericano Colin Powell presentó ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas lo que llamó pruebas “irrefutables e innegables” de que Iraq no ha depuesto las armas prohibidas de destrucción masiva.

Las pruebas de Powell incluyeron imágenes de satélite, grabaciones de conversaciones interceptadas y otra información clasificada.

Creo que esta conclusión es irrefutable e innegable: Iraq se ha colocado en un grave peligro de consecuencias establecidas en la resolución 14-41 de la ONU, dijo Powell.

El embajador iraquí ante la ONU, Mohammed Aldouri, desestimó el informe de Powell y dijo que contiene alegaciones incorrectas mientras reiteró que Iraq está libre de armas prohibidas.