Estados Unidos exige la inmediata liberación de tres estadounidenses desaparecidos en el sur de Colombia después que la avioneta en que viajaban se estrelló en una zona ocupada por fuerzas rebeldes.

Richard Boucher, vocero del Departamento de Estado, hizo el anuncio el miércoles en Washington, una semana después de que funcionarios estadounidenses afirmaron que, según fuentes confiables, los rebeldes secuestraron a la tripulación. Boucher dijo que los captores son responsables de la salud y bienestar de los rehenes.

También expreso tristeza e indignación por el asesinato de un cuarto estadounidense y un colombiano que también iban en la aeronave.

Los cinco truipulantes viajaban en un avión del gobierno de Estados Unidos que se estrelló en el departamento colombiano de Caquetá, durante una misión de inteligencia.