México y Argentina dijeron que no apoyan una guerra contra Iraq.

El presidente mexicano Vicente Fox dijo anoche a su nación que México comparte los valores y metas de Estados Unidos, Gran Bretaña y España, pero no el momento o el proceso de acción contra Iraq.

México estaba entre los indecisos miembros no permanentes del Consejo de Seguridad que se negaron a apoyar un resolución respaldada por Estados Unidos que despejaba el camino para la guerra.

A pesar de sus diferencias, Fox dijo que las relaciones de México con Estados Unidos no se verán afectadas.

Por su parte, Argentina dijo que a pear de que continúa criticando firmemente al presidente iraquí Saddam Hussein, la acción militar no es la forma para lograr el desarme.

El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Carlos Ruckauf, dijo el lunes en Nueva York que Gran Bretaña había contactado a Argentina sobre el asunto, pero que la respuesta de su gobierno fue negativa.