Estados Unidos inició lo que se espera sea una operación militar de gran envergadura para desarmar a Iraq, disparando misiles crucero hacia Bagdad en un ataque que Iraq dice mató a al menos una persona y causó heridas a varias más.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el primer ataque aprovechó lo que dijeron es una oportunidad basados en información de inteligencia para atacar a líderes iraquíes, posiblemente incluído el presidente Saddam Hussein.

Pocas horas después del ataque, la televisión iraquí mostró al líder iraquí en uniforme militar, censurando la opeación de Estados Unidos.

Posteriormente Iraq lanzó varios misiles al norte de Kuwait, donde miles de soldados de Estados Unidos y Gran Bretaña esperan para invadir a Iraq.