El ejército de Estados Unidos está trabajando para restaurar el orden en Bagdad, después que varios dias de saqueos dejaron la ciudad y los hospitales destruidos.

Autoridades estadounidenses están tratando de poner a trabajar a la policia iraquí, trabajadores de salud, y empleados del Ministerios de Luz y Agua.

La normalidad está a punto de retornar a la capital iraquí, con el funcionamiento de autobuses y los consabidos embotellamientos de vehículos en la ciudad.

Los iraquíes que huyeron de la capital durante los bombardeos de la coalición están retornando a sus hogares, y algunas tiendas y almacenes de venta de comestibles comenzaron a reabrir sus puertas.

En el sur de Iraq,fuerzas británicas y residentes locales de Basora trabajan por restablecer el orden, en la segunda ciudad mas grande del país.