El Banco Mundial dijo el domingo que el número de personas viviendo en la pobreza en América Latina disminuirá de 57 a 47 millones en el año 2015, aunque advirtió que ello dependía de una apertura al comercio agrícola por parte de las naciones ricas.

El Banco Mundial también instó a los países desarrollados a que aumenten la asistencia económica para lograr lo que el economista en jefe de la institución, Nick Stern, llamó “la otra guerra”, en referencia al olvido que ha generado el conflicto en Iraq ante el combate contra la pobreza.

Además, América Latina enfrenta sus propios desafíos, al realizar la difícil transición de economías cerradas a integrarse a la economía global, lo que explica el crecimiento de la pobreza en los años 90, según indicó el Banco Mundial.