Un periódico australiano informó que hasta 20 científicos y altos funcionarios han abandonado Corea del Norte en meses recientes.

El “Weekend Australian” indica que entre los desertores está el científico nuclear Kyong Won Ha, descrito como “el padre del programa nuclear de Corea del Norte”.

Se ha dado a conocer que Kyong se encuentra a salvo en algún lugar de occidente, suministrando información a los oficiales de inteligencia sobre la capacidad nuclear de su país.

Según el periódico, Kyong y otros funcionarios escaparon a China y de allí pasaron a otros países, a través de una red de embajadas y consulados.

La misma fuente señala que organizaciones no gubernamentales y ciudadanos particulares de Corea del Sur, Estados Unidos y sus aliados facilitaron las deserciones.