La tasa de desempleo en Estados Unidos aumentó drásticamente el mes pasado a su nivel más alto en lo que va del año.

El Departamento del Trabajo informó que el desempleo llegó al 6 por ciento en abril, una cifra mayor que lo esperado. En marzo fue de 5,8 por ciento.

Las empresas del país eliminaron cerca de 50 mil empleos. La noticia es una confirmación más de que la economía no ha comenzado la esperada recuperación tras la caída de Bagdad.

Otros dos informes, dados a conocer el jueves indican que los productos manufacturados también declinaron en abril y las solicitudes de beneficios por desempleo fueron más numerosas al final del mes.

El martes próximo se reunirá la Junta del Banco Central para decidir si cambian las tasas de interés.