El Departamento de Seguridad del Territorio Nacional probará la respuesta de autoridades locales y federales para burlar ataques terroristas más adelante este mes en dos grandes ciudades del país, según informa el diario The Washington Post.

En su edición de este lunes, el periódico capitalino menciona al secretario de Seguridad del Territorio Nacional, Tom Ridge, quién dijo que los ataques simulados constituyen un ejercicio de entrenamiento diseñado a probar la prontitud de organismos gubernamentales para responder a ataques reales.

El ejercicio de cinco días simula un ataque nuclear de bajo impacto en la ciudad de Seattle, y otro, un ataque biológico, en Chicago.

Se trata de la prueba más extensa jamás realizada, a un costo de 16 millones de dólares que involucra cerca de 8.500 personas, 100 organismos federales, estatales y locales, la Cruz Roja y el gobierno canadiense.