La comunidad internacional exhortó al gobierno de Indonesia y a los rebeldes separatistas de Aceh que reanuden las conversaciones de paz. Entretanto, se produjo un nuevo ataque militar en la atribulada provincia norteña.

Australia, Japón, Estados Unidos, la Unión Europea y otros países instaron a ambas partes a que cesen la lucha que recrudeció este lunes, luego del colapso de las negociaciones en Tokyo.

Al mismo tiempo, el general Endriartono Sutarto, jefe militar de Indonesia, ordenaba a sus tropas terminar con los rebeldes.

El martes no se reportaron enfrentamientos importantes, pero las autoridades locales indicaron que en muchas zonas de la provincia se incendiaron escuelas, viviendas y oficinas de gobierno. Las dos partes se culparon mutuamente.