La cancillería de Cuba criticó el incremento de transmisiones de radio y televisión estadounidense hacia la Isla, y las calificó como “violaciones a la ley internacional y a la soberanía cubanas”.

El diario oficial cubano Granma informa este viernes que La Habana presentará una queja a funcionarios estadounidenses y a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que supervisa las frecuencias de transmisión mundiales.

El documento indica que las señales transmitidas el martes desde un avión especial militar de Estados Unidos interfirieron los programas de radio y televisión cubanos.

El gobierno cubano indica que interfirió las transmisiones para evitar que sus ciudadanos reciban lo que llamó “mensajes subversivos y anti-cubanos”.