Estados Unidos suspenderá ciertas limitaciones a los países pobres que importan medicamentos genéricos para el tratamiento de enfermedades mortales.

Una alta autoridad estadounidense hizo el anuncio el domingo durante las pláticas de la Organización Mundial de Comercio en Sharm el Sheik, Egipto.

El funcionario dijo que la Administración Bush ya no insistirá en que las importaciones de medicinas genéricas estén limitadas a ciertos males. Muchas naciones del tercer mundo compran drogas genéricas, copias de medicamentos que se venden más baratos porque no son de marca, para tratar el SIDA y otras enfermedades fatales.

Algunas firmas farmacéuticas norteamericanas y europeas se oponían a expandir la ley que las restringía por temor de que ciertos países en vias de desarrollo fabricaran este tipo de medicinas e invadieran el mercado mundial.