Los estadounidenses puede ahora unirse a una lista que les evitaría llamadas telefónicas de vendedores, no deseadas.

En una ceremonia en la Casa Blanca, el presidente Bush dijo que las llamadas de vendedores telefónicos son “entrometidas, exasperantes y ocurren con demasiada frecuencia”.

Las personas que incluyan su nombre en la lista de la Comisión Federal de Comercio pueden dar sus números de teléfono para evitar solicitudes de ventas teléfonicas. El servicio se iniciará en septiembre.

Los comerciantes que infrinjan la ley pueden recibir multas de hasta 11 mil dólares por cada infracción.

Voceros de la Comisión Federal de Comercio dijeron que las personas que se unan a la lista verán para octubre, una reducción de hasta 80 por ciento en las llamadas telefónicas de ventas no deseadas.