Los líderes israelíe y palestino reunidos en Jerusalén dijeron que hay nueva esperanza para la paz.

El premier israelí, Ariel Sharon, y su homólogo palestino, Mahmoud Abbas, estuvieron uno al lado del otro para hacer declaraciones poco antes del comienzo de las conversaciones de este martes.

Sharon dijo que el progreso depende de una completa detención de los ataques terroristas. Abbas dijo que Israel debe liberar a los prisioneros palestinos, detener los asesinatos de líderes extremistas y las incursiones a zonas de gobierno palestino.

Ambos líderes dijeron que es tiempo de tomar decisiones dolorosas y difíciles.

Esta es la tercera cumbre Sharon Abbas en semanas recientes, mientras tratan de dar los pasos iniciales en el mapa de ruta para la paz respaldado por Estados Unidos que pide la creación de un estado palestino para 2005.