La oficina para los derechos humanos de la ONU en Colombia, advirtió el lunes en un comunicado que es conveniente para el desarrollo de su mandato que este país acepte que tiene un conflicto interno.

El comunicado indicó que la aplicación de este principio es necesaria para determinar las obligaciones de las partes que intervienen.

El presidente Alvaro Uribe ha negado que en Colombia exista un conflicto interno al no conceder a la guerrilla el estatus de combatientes, sino más bien el de terroristas y como tales los combate con las fuerzas oficiales.

Los tres grandes grupos armados ilegales que existen en este país fueron calificados por Estados Unidos como terroristas.