Una corte de Marruecos postergó el juicio a 52 presuntos extremistas islámicos acusados de complicidad en una serie de ataques suicidas ocurridos en mayo, que causaron la muerte de 44 personas.

El juicio que tiene lugar en Casablanca se inició brevemente bajo estrictas medidas de seguridad este lunes, antes que fuera postergado para que los abogados defensores tuvieran más tiempo para preparar sus casos.

Los juicios contra algunos de los acusados serán reiniciados este viernes.