Al menos 23 guerrilleros izquierdistas murieron el lunes en combates con el Ejército en diferentes regiones de Colombia, informaron las autoridades castrenses.

El comando del ejército aseguró que todos los rebeldes muertos pertenecían a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo rebelde del país, con unos 17.000 combatientes.

El mayor número de bajas ocurrió en una zona rural del municipio de Calamar, en el departamento selvático del Guaviare, 320 kilómetros al sureste de Bogotá, donde ocho rebeldes perecieron en un combate con tropas especializadas en la lucha contra la guerrilla.

De acuerdo con infomes de la agencia de noticias Reuters, otros cinco rebeldes murieron en combates en el departamento central de Cundinamarca, cinco más en el del Tolima y los restantes en los departamentos de Antioquia y Meta.