Arabia Saudita dio a conocer que seis presuntos extremistas y dos policías murieron en un tiroteo ocurrido al norte de Riyadh, la capital.

La televisón saudita atribuye al Ministerio del Interior haber comunicado que la refriega tuvo lugar 350 kilómteros al norte de la capital, en la provincia de al-Qassim.

El comunicado dice que a policía rodeó una hacienda donde habían lo que calificó como "hombres buscados" y les ordenó que se rindieran.

El tiroteo comenzó después de que los sospechosos se negaron a cumplir.

El enfrentamiento ocurrió en medio de las actuales medidas de represión sauditas impuestas contra presuntos militantes debido a tres recientes ataques con bomba que causaron al muerte a 35 personas en la capital.

Funcionarios estadounidenses y sauditas atribuyeron los atentados ocurridos en mayo a la organización terrorista al-Qaida.