El Senado de Estados Unidos aprobó los acuerdos de libre comercio con Chile y Singapur, avanzando hacia lo que la administración Bush llama una nueva era de mercados mundiales abiertos.

Los proyectos de leyes comerciales eliminarán los aranceles y otras barreras para el intercambio de bienes y servicios entre Estados Unidos y los dos países.

Ambos proyectos de leyes fueron aprobados por la Cámara de Representante la semana pasada.

Los proyectos pasan ahora a la oficina del presidente Bush, quien se espera que promulgue ambas leyes.

Las medidas entrarán en efecto el 1 de enero, cuando Chile se transformará en el primer país sudamericano en lograr un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, y Singapur será el primero en el este de Asia.