El ejército de Estados Unidos informó que un soldado nortemericano murió y dos resultaron heridos por bombas que explotaron en una carretera al oeste de la capital iraquí.

El ataque ocurrió hoy cuando un convoy estadounidense pasaba por el pueblo de Ramadi. Hasta el momento no se han dado a conocer detalles.

Este reciente atentado tuvo lugar después que fuerzas de Estados Unidos terminaron su operación "Ivy Lightning", consistente en una serie de incursiones dirigidas a seguidores leales al derrocado régimen de Saddam Hussein y orientadas a frenar los ataques contra soldados de la coalición.

Dos sopechosos fueron arrestados en la operación, y se confiscaron armas cerca de la ciudad natal de Saddam, Tikrit.

Entre tanto, a lo largo de la frontera con Irán un grupo de curdo-iraquíes informó que sus combatientes detuvieron a más de 50 personas que presuntamente pertenecen al grupo terrorista islámico, Ansar al Islam.