El contralmirante en situación de retiro, John Poindexter, responsable de dos polémicos programas del Pentágono presentó su renuncia.

El alto funcionario dijo que está decepcionado porque no le dieron la oportunidad de responder a las críticas contra sus planes para un llamado mercado de futuros sobre los acontecimientos en el Medio Oriente.

El plan fue descartado cuando se hizo público el mes pasado.

De haberse hecho efectivo, hubiera permitido a los inversionistas apostar sobre posibles ataques terroristas y asesinatos en el Medio Oriente.

Poindexter también dirigió anteriormente un plan para vigilar las actividades computarizadas, que fue descartado luego de fuertes críticas de defensores de derechos civiles y legisladores en el Congreso federal.

El contralmirante Poindexter fue condenado en 1990 por cinco cargos de felonía en relación con el financiamiento secreto de rebeldes en Nicaragua.

Sin embargo, la condena fue revocada posteriormente.