Un lugar sagrado de la ciudad de Jerusalén que estuvo clausurado a devotos no musulmanes durante tres años fue reabierto hoy.

El jefe de la policía citadina declaró que cientos de turistas e israelíes visitaron al llamado Santuario Noble, ubicado en el casco viejo de la ciudad, considerado como el tercer lugar mas sagrado del Islam.

Los musulmanes lo denominan Haram al-Sharif, y los judíos el Templo del Monte.

Estos últimos creen que se trata del lugar donde fueron destruídos los templos judíos de los tiempos bíblicos.

Las visitas han sido organizadas con la aprobación de la autoridad islámica que supervisa la Mezquita de Al Aqsa y el santuario de la Cúpula de la Roca, los cuales también se encuentran ubicados en la zona antigua de Jerusalén.