Autoridades rusas informaron sobre el arresto de 11 personas, incluyendo al menos seis agentes y ex agentes de policía, bajo sospecha de cumplir órdenes de homicidio.

El ministro del Interior, Boris Gryzlov, dijo ayer que los sospechosos formaban parte de un grupo delictivo que también extorsionaba a dueños de negocios.

Sin embargo, no especificó los contratos de asesinato vinculados al grupo.

El Ministerio del Interior también dio a conocer que un prominente funcionario encargado de combatir la corrupción fue detenido cuando sobornaba a un empresario por 20 mil dólares.

Gryzlov dijo que los arrestos forman parte de las medidas enérgicas contra la corrupción que fueron anunciadas en junio pasado.