En Ruanda, millones de votantes acudieron a las urnas en las primeras elecciones presidenciales que tienen lugar en ese país desde el genocidio de 1994, en el que se estima que murieron más de 800 mil personas.

Los resultados no se esperan hasta mañana. Se anticipa que el presidente Paul Kagame será el ganador de la consulta electoral.

La elección es considerada por los analistas como una prueba de cuán lejos ha llegado al país desde que el ejército liderado por la etnia Tutsi liderado por Kagame puso fin a los asesinatos masivos instigados por el antiguo régimen extremista Hutu.

Kagame prometió una votación libre y justa.

El sufragio tuvo lugar un día después que la policía de Rwanda arrestara a doce partidarios del principal candidato de la oposiciòn, un representante moderado de la etnia Hutu, por un supuesto plan de utilizar la violencia para perturbar la consulta electoral.