Los organizadores de los Juegos Universitarios Mundiales que se realizan en Corea del Sur elevaron las medidas de seguridad alrededor de la delegación norcoreana después que una manifestación de protesta terminó en choques violentos el domingo.

El enfrentamiento estalló en la ciudad de Daegu cuando periodistas norcoreanos se enfrentaron con activistas que carteles con críticas al líder comunista de Corea del Norte, Kim Jong-il.

Más de 100 policías antimonites fueron llamados para restaurar el orden.

El presidente del comité organizador, Cho Hae-nyoung calificó el enfrentamiento de “deplorable” y pidió a los activistas que se abstengan de realizar lo que calificó como “protestas imprudentes que van en contra del auténtico espíritu” de los juegos.