Al menos seis personas murieron y otras 28 resultaron heridas el domingo en una explosión ocurrida en una embarcación en Colombia atribuída a rebeldes izquierdistas.

La explosión ocurrió después que un bote que transportaba 56 personas atracó en el río Ariari en el pueblo de Puerto Rico en la zona central de Colombia.

De acuerdo a los investigadores, una mujer que murió en la explosión llevaba una bomba en una caja.

Las autoridades tratan de determinar si se trató de una insurgente o una pasajera que fue engañada para que llevara la bomba.

En otra parte de Colombia, presuntos rebeldes atacaron con bombas nuevamente el oleoducto Cano Limón.

La explosión causó la interrupción del transporte de 110 mil barriles por día.