El principal administrador estadounidense en Iraq, Paul Bremer, dijo que la reconstrucción del país costará decenas de miles de millones de dólares y llevará varios años.

Bremer dijo al diario The Washington Post en una entrevista publicada este miércoles, que las ganancias de la producción petrolera iraquí no serán suficientes para enfrentar los costos de infraestructura.

El administrador estadounidense dijo que se lleva a cabo un diálogo con el Consejo de Gobierno de Iraq sobre la necesidad de inversiones extranjeras.

También se hacen preparativos para una conferencia de donantes en España que tendrá lugar en octubre, donde se espera que otros países ofrezcan asistencia financiera a Iraq.