El presidente Bush reiteró el pedido a otras naciones para que ayuden en la reconstrucción de Iraq y derrotar el terrorismo, indicando que ninguna nación libre puede ser neutral en lo que llamó “la lucha entre la civilización y el caos”.

Al hablar a los soldados estadounidenses en Fort Stewart, Georgia, Bush dijo este viernes que el secretario de Estado, Colin Powell, llevará ese mensaje a Ginebra el sábado, donde se reunirá con funcionarios de la ONU y europeos.

El mandatario también prometió a los soldados, integrantes de la Tercera División de Infantería, que buscará un total apoyo en fondos para las actuales campañas militares.

La Tercera División de Infantería encabezó el avance estadoundiense hacia Bagdad y sufrió el mayor número de bajas que cualquier otra división de Estados Unidos en Iraq, con más de 40 muertos entre sus miembros.