Varios países critican la amenaza de Israel de expulsar al líder palestino Yasser Arafat de su complejo de oficinas en la ciudad cisjordana de Ramala.

El canciller australiano, Alexander Downer, dijo que Israel convertirá a Arafat en un mártir, si cumple su amenaza.

En Yakarta un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores declaró que cualquier intento de remover a Arafat por la fuerza podría desestabilizar mas al Medio Oriente.

El canciller malasio, Syed Hamid Albar, pidió a Estados Unidos, la Organización de las Naciones, la Unión Europea y Rusia que frenen a Israel para que no lleve a cabo su amenaza.