La principal organización paramilitar de Colombia advirtió el jueves que las solicitudes de extradición de Estados Unidos contra algunos de sus dirigentes podrían afectar el futuro de las negociaciones de paz con el gobierno del presidente Alvaro Uribe.

La advertencia de las Autodefensas Unidas de Colombia pone más presión sobre el gobierno después de las recientes críticas de Estados Unidos, grupos de derechos humanos y las Naciones Unidas a un proyecto de ley que busca facultar al presidente para amnistiar a condenados por crímenes de guerra.

Estados Unidos, el principal aliado de Colombia en la lucha contra el narcotráfico, solicitó en septiembre del 2002 la captura con fines de extradición de Carlos Castaño y Salvatore Mancuso, acusados de tráfico de drogas.