La nación centroafricana de Chad oficialmente inuguró instalaciones petroleras que se prevé traerán gran riqueza a ese empobrecido país.

En una ceremonia este viernes, el presidente de Chad, Idriss Deby, inauguró el principal elemento del proyecto, un largo oleoducto que se extiende desde Camerún hasta la costa oeste de África.

El proyecto debe generar 80 millones de dólares al año, lo cual representa un aumento de 50 por ciento en los ingresos del país.

A instancias del Banco Mundial, Chad promulgó una ley que designa la mayor parte de los ingresos para programas de salud, bienestar social y desarrollo económico.