Una poderosa explosión en la ciudad cisjordana de Gaza destruyó parte de un convoy diplomático de Estados Unidos, lo que causó la muerte de al menos tres ciudadanos estadounidenses.

El estallido ocurrió en momentos en que el convoy se desplazaba cerca de la localidad palestina de Beit Hanoun, al sur del paso de Erez, entre Israel y la Franja de Gaza.

El primer vehículo del convoy quedó totalmente destruído. Aparentemente, la explosión ocurrió por una bomba colocada en la carretera.

Hasta el momento se desconoce la identidad de todas las personas que viajaban en el convoy.

Diplomáticos estadounidenses y funcionarios de la Agencia Central de Inteligencia son parte de un equipo de supervisión de la puesta en vigor del plan internacional de paz para la región respaldado por Estados Unidos.

Radio Irael informó que las víctimas eran guardias de seguridad estadounidenses.

Hasta el momento nadie se ha atribuído la responsabilidad del hecho.