Funcionarios nepaleses dijeron que fuerzas de seguridad atacaron un campo de entrenamiento de la guerrilla maoísta en el occidente del país, matando a 25 insurgentes.

La radio estatal de Nepal informó que tropas gubernamentales asalataron y destruyeron la base rebelde el miércoles, 500 kilómetros a oeste de Katmandú, la capital.

Las autoridades también manifestaron que varios guerrilleros fueron muertos el mismo día en incidentes separados, en distritos cercanos.

La ofensiva del gobierno ocurrió después de atentados de la insurgencia contra postas de seguridad y un campo de entrenamiento policial, a principios de esta semana.