Expertos dicen que el desempleo en Estados Unidos ha disminuído un poco mientras los precios al consumidor registraron un modesto aumento.

El gobierno informó este jueves que el número de estadounidenses que solicitó beneficios por desempleo cayó a su nivel más bajo en ocho meses.

Otro informe muestra que los precios al consumidor aumentaron un modesto 0,3 por ciento en septiembre, impulsados por un incremento en los precios del combustible.

Los precios al consumidor son un indicador de la inflación que es seguido muy de cerca.