La oposición de Bolivia rechazó una propuesta del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada para convocar a un referendo sobre la exportación del gas, lo que desató semanas de protestas y hechos de violencia esta semana.

Las manifestaciones continúan este jueves en la nación andina, la cual enfrenta problemas económicos y enfrentamientos entre los distintos sectores de la población.

Los críticos afirman que el acuerdo para la exportación del gas no beneficiará a los sectores más desposeídos del país.

El presidente Gonzalo Sánchez de Lozada propuso la convotatoria de un referendo sobre el tema, pero la oposición no tardó en manifestar su inmediato rechazo y renovó su llamado para que el mandatario renuncie.

Sánchez de Lozada atribuye la violencia a los anarquistas mientras que los manifestantes atribuyen el paupérrimo estado de la economía nacional a las reformas de libre mercado realizadas por el gobierno.