Irán acordó permitir visitas sorpresivas por parte de inspectores nucleares internacionales, y suspender su programa de enriquecimiento de uranio.

El convenio fue anunciado 10 días antes de que venciera un plazo límite para que el gobierno de Teherán demostrara que no está fabricando armas atómicas.

El pacto fue anunciado hoy después de una reunión en la capital iraní entre autoridades del gobierno de Irán y los cancilleres del Reino Unido, Francia y Alemania.

Un funcionario iraní dijo que la suspensión del programa de enriquecimiento es una medida temporal para recuperar confianza entre Irán y la comunidad internacional.

El Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, dijo que Irán debe proveer una completa declaración de todas sus actividades nucleares pasadas, y un anuncio oficial de que firmará un acuerdo para inspecciones sorpresivas.