Funcionarios militares en Colombia dijeron que soldados del gobierno dieron muerte a un comandante rebelde acusado de secuestrar tres contratistas de Estados Unidos.

Edgar Gustavo Navarro, el número dos de una unidad de élite de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, fue muerto durante un enfrentamiento a tiros el domingo pasado junto a otros 10 insurgentes.

Según las autoridades, Navarro estaba detrás de los secuestros de tres estadounidenses, Tom Howes, Marc Gonsalves y Keith Stansell, cuyo avión de reconocimiento se estrelló en febrero en territorio controlado por las FARC cuando realiza una misión antinarcóticos.

Funcionarios del Ejército colombiano dijeron que no hay indicación de que el dirigente rebelde haya sido muerto cerca de donde se mantiene a los cautivos, o que sus vidas hayan estado en peligro.