La Unión Europea anunció nuevos impuestos a los productos estadounidenses para compensar una exención impositiva que la Organización Mundial de Comercio considera ilegal.

Una vocera de la Comisión Europea declaró hoy que el cuerpo ejecutivo del grupo de naciones europeas recomienda que los estados miembros comiencen a imponer aranceles valorados en 200 millones de dólares a las importaciones de productos de Estados Unidos, a partir de marzo del próximo año.

La medida incrementaría en uno por ciento mensual, con la esperanza de que Estados Unidos derogue su exención de impuestos a Foreign Sales Corporation.

La OMC opina que la concesión es ilegal porque da a la compañías estadounidenses el pretexto que les permite pagar impuestos de exportación reducidos.

La OMC determinó que la Unión Europea puede responder con impuestos hasta por un valor de cuatro mil millones de dólares.

Sin embargo, funcionarios de la Comisión Europea decidieron tomar medidas paulatinas para dar tiempo al proceso legislativo norteamericano.

Legisladores de Estados Unidos negocian propuestas para alinear la exoneración impositiva con las normas de la OMC, pero no está claro si concluirán su labor a tiempo para cumplir el plazo límite de la Unión Europea a fines de este año.