El desempleo en las 12 naciones que utilizan el euro se mantuvo en 8,8 por ciento en septiembre, continuando así en su más alto nivel de los últimos tres años y medio.

Las cifras muestran que del grupo del euro, la mayor tasa de desempleo corresponde a España, que tiene un 11,2 por ciento y la más baja, a Luxemburgo, que está en 3,8 por ciento.

Las nuevas cifras de desempleo coinciden con lo pronosticado por los ecnomistas.