Un pintor de camiones de 54 años de edad de la zona noroccidental de Estados Unidos se declaró culpable de haber asesinado a 48 mujeres en las últimas dos décadas.

Gary Leon Ridgway declaró a la corte ayer en la ciudad de Seattle, estado de Washington, que él es el "Asesino de Río Verde", a quien la policía buscaba desde 1982.

Ridgway señaló que estranguló a las 48 mujres, en su mayoría prostitutas, porque creyó que podría hacerlo sin ser descubierto.

La confesión con pacto del indiciado con la policía significa que se le perdonará la pena capital y en su lugar servirá cadena perpetua sin derechos a libertad bajo palabra.

La declaración de culpabilidad pone fin a la investigación más larga de un asesino en serie, en la historia de Estados Unidos. Ridgway fue arrestado en 2001.