Sudáfrica inició sus primeras pruebas de una vacuna contra el SIDA para experimentar la seguridad de la droga y la respuesta inmunológica que genera en los humanos. El diario The Johannesburg Star informó el miércoles que los primeros 24 voluntarios comenzaron el tratamiento en el Hopsital Chris Hani Baragwanath, en el municipio de Soweto, cerca de la ciudad de Johannesburgo. Uno de los voluntarios es un sacerdote católico.

El rotativo agregó que la Red Internacional de Ensayos de Vacunas contra el VIH está realizando las pruebas en Sudáfrica y Estados Unidos.

Los 24 voluntarios estadounidenses fueron inoculados en julio pasado.

Los ensayos para saber si la droga relamente previene una infecciòn de VIH se llevarán a cabo después.