El presidente de Bolivia, Carlos Mesa, criticó el lunes a las instituciones políticas de su país durante una visita a Brasilia.

Los partidos han perdido su capacidad de mediación entre la sociedad y el estado, dijo el mandatario boliviano.

Agregó que se han vuelto "eficientes maquinarias electorales" que luego se reproducen en la distribución corrupta del poder.

Mesa llegó a la capital brasileña para participar del cierre de una conferencia auspiciada por el Banco Mundial y el BID, sobre las Metas del Milenio proclamadas hace tres años por las Naciones Unidas para ser alcanzadas hasta el 2015.