Una socorrista francesa de 29 años de edad que fue asesinada mientras trabajaba en Afganistán en un programa de las Naciones Unidas fue sepultada en un cementerio británico en Kabul.

Los funerales de Bettina Goislard se realizaron hoy, cinco días después de que fuera asesinada en la ciudad de Ghazni por dos hombres armados que atacaron el vehículo en que viajaba, claramente identificado como de las Naciones Unidas.

Dos individuos sospechosos de ser miembros del Talibán fueron arrestados. En otro orden, funcionarios militares estadounidenses afirmaron que varios cohetes fueron disparados ayer contra una base estadounidense en el este de Afganistán.

Las fuentes militares señalaron que los cohetes erraron el blanco, y no se informó de víctimas.

Soldados iraquíes y estadounidenses conducen una ofensiva en el área, contra los rebeldes del Talibán y terroristas de la red Al-Qaida.