Un tribunal de Estados Unidos sentenció a ocho años de prisión al segundo de seis sospechosos que se declararon culpables a principios de este año de proveer apoyo a la red terrorista al Qaida.

Yasein Taher, de 25 años de edad, declaró a la corte ayer en Búfalo, Nueva York que está arrepentido de sus acciones, entre ellas, haber asistido a un campo de entrenamiento de al Qaida en Afganistán.

El miércoles pasado, el juzgado sentenció al yemení-estadounidense Mukhtar al Bakri, a 10 años de cárcel bajo cargos similares.

Los seis co-acusados admitieron en mayo de este año que habían asistido al campo de entrenamiento terrorista en la primavera de 2001.

Críticos dijeron que el enjuicimiento de los seis individuos podría socavar el derechos constitucional de libertad de asociación.