Autoridades francesas iniciaron una investigación judicial contra el presunto líder de una camarilla del grupo separatista vasco ETA, quien fue arrestado la semana pasada en el sur de Francia.

La acción contra Ibon Fernández de Iradi es un paso más hacia la formulación formal de cargos en su contra.

La policía sospecha que Fernández de Iradi es autor de los delitos de homicidio y terrorismo.

Ellos sostienen que Fernández de Iradi había estado fugitivo desde que escapó de una celda de la policía de Bayona, el año pasado.

El sospechoso fue arrestado nuevamente la semana pasada en el pueblo de Mont-de-Marsan.

La policía cree que el sospechoso estaba a cargo de reclutar nuevos miembros para la ETA.

La Unión Europea y Estados Unidos calificaron al grupo separatista vasco como organización terrorista.

Las autoridades españolas describieron a Fernández de Iradi como uno de los principales cabecillas de la ETA.